Artículo 486 de la Ley Concursal explicado

Artículo 486 de la Ley Concursal explicado

El deudor persona natural, sea o no empresario, podrá solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho en los términos y condiciones establecidos en esta ley, siempre que sea deudor de buena fe:    1.º Con sujeción a un plan de pagos sin previa liquidación de la masa activa, conforme al régimen de exoneración contemplado en la subsección 1.ª de la sección 3.ª siguiente; o    2.º Con liquidación de la masa activa sujetándose en este caso la exoneración al régimen previsto en la subsección 2.ª de la sección 3.ª siguiente si la causa de conclusión del concurso fuera la finalización de la fase de liquidación de la masa activa o la insuficiencia de esa masa para satisfacer los créditos contra la masa.NOTA: Redacción modificada por Ley 16/2022, de 5 de septiembre.

Artículo 486 de la Ley Concursal ~ Ámbito de aplicación.

El Artículo 486 busca equilibrar los intereses de los acreedores con la necesidad de proteger al deudor honesto, brindándole una vía para salir de la situación de insolvencia de forma ordenada y justa.

¿Qué nos indica el Artículo 486?

El Artículo 486 establece el ámbito de aplicación de la exoneración del pasivo insatisfecho para el deudor persona natural, independientemente de si es empresario o no. Esta figura de la exoneración del pasivo insatisfecho permite al deudor liberarse de las deudas que no ha podido pagar, siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos en la ley y sea considerado deudor de buena fe.

El artículo especifica que existen dos formas de solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho. La primera opción es con sujeción a un plan de pagos sin previa liquidación de la masa activa, de acuerdo con el régimen de exoneración contemplado en la subsección 1.ª de la sección 3.ª siguiente. La segunda opción es a través de la liquidación de la masa activa, en cuyo caso la exoneración se regirá por el régimen establecido en la subsección 2.ª de la sección 3.ª siguiente. Esta segunda opción solo será aplicable si la causa de conclusión del concurso es la finalización de la fase de liquidación de la masa activa o la insuficiencia de dicha masa para satisfacer los créditos contra la misma.

Es importante destacar que este artículo fue modificado por la Ley 16/2022, de 5 de septiembre.

El Artículo 486: explicación sencilla

El Artículo 486 establece que las personas naturales, tanto si son empresarios como si no lo son, tienen la posibilidad de solicitar la exoneración de las deudas que no pueden pagar. Esta exoneración les permite liberarse de las obligaciones de pago siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos y se consideren deudores de buena fe.

El artículo indica que existen dos opciones para solicitar la exoneración. La primera opción es seguir un plan de pagos sin tener que liquidar los activos que se poseen. La segunda opción es realizar la liquidación de los activos y, en caso de que la causa de la finalización del procedimiento concursal sea la liquidación o la insuficiencia de los activos para cubrir las deudas, se aplicará un régimen específico de exoneración.

Es importante tener en cuenta que este artículo ha sido modificado por una ley reciente.

Ejemplos de aplicación del artículo 486 de la Ley Concursal

  • Ejemplo 1: Un autónomo que ha visto reducidos sus ingresos debido a la crisis económica solicita la exoneración del pasivo insatisfecho con un plan de pagos sin previa liquidación de la masa activa, demostrando su buena fe como deudor.
  • Ejemplo 2: Una persona física que ha incurrido en deudas por motivos de salud solicita la exoneración del pasivo insatisfecho con liquidación de la masa activa, ya que no cuenta con activos suficientes para hacer frente a sus deudas.
  • Ejemplo 3: Un pequeño empresario que se vio afectado por la crisis del COVID-19 y no pudo mantener su negocio solicita la exoneración del pasivo insatisfecho con un plan de pagos, cumpliendo con todas las condiciones establecidas en la ley.
  • Ejemplo 4: Una persona natural que ha sufrido un accidente y ha quedado con una incapacidad permanente total solicita la exoneración del pasivo insatisfecho, demostrando su buena fe y justificando la imposibilidad de hacer frente a sus deudas.
  • Ejemplo 5: Un trabajador autónomo que ha visto reducidos sus ingresos por la competencia desleal de una empresa solicita la exoneración del pasivo insatisfecho con un plan de pagos, presentando toda la documentación necesaria para respaldar su solicitud.

Estos son solo algunos ejemplos de situaciones en las que el artículo 486 de la Ley Concursal puede ser aplicado para ayudar a las personas que se encuentran en una situación de insolvencia. Es importante consultar con un abogado especializado en derecho concursal para recibir asesoramiento específico sobre cada caso. La ley concursal ofrece la posibilidad de una segunda oportunidad a los deudores de buena fe que se encuentran en una situación complicada.

¿Cuál es la finalidad del Artículo 486 de la Ley Concursal?

El Artículo 486 de la Ley Concursal establece la posibilidad de que el deudor persona natural, sea o no empresario, solicite la exoneración del pasivo insatisfecho bajo ciertas condiciones. Esta disposición tiene como principal finalidad brindar un mecanismo de protección al deudor de buena fe, permitiéndole liberarse de las deudas que no ha podido satisfacer.

Esta norma busca garantizar una segunda oportunidad para aquellos deudores que, pese a sus esfuerzos, se encuentran en una situación de insolvencia. La Ley Concursal ofrece la posibilidad de reestructurar las deudas a través de un plan de pagos o, en su defecto, permitir la liquidación de la masa activa para satisfacer a los acreedores y, en última instancia, exonerar al deudor de aquellas deudas que no ha podido cubrir.