Artículo 710 de la Ley Concursal explicado

Artículo 710 de la Ley Concursal explicado

1. La transmisión de la empresa o de sus unidades productivas se llevará a cabo con sujeción a las reglas del libro primero de esta ley, con las siguientes especialidades:    1.ª La transmisión se llevará a cabo por venta directa en favor del tercero que ofrezca como mínimo un quince por ciento más del valor acordado y mantenga el resto de condiciones.    2.ª La venta directa se llevará a cabo de acuerdo con los principios de concurrencia y transparencia. A tal fin, las condiciones generales y el precio fijado de acuerdo con la valoración se notificarán a los acreedores y se publicarán en el Registro público concursal.    3.ª De no ser posible la venta directa, la transmisión se realizará por subasta.    4.ª El precio de adjudicación de la subasta no podrá, en ningún caso, ser inferior a la suma del valor de los bienes y derechos del deudor incluidos en el inventario.    5.ª Cuando se reciba más de una oferta cuyos contenidos difieran, objetivamente, en el modo en que se garantiza la continuidad de la empresa o del establecimiento mercantil, el mantenimiento de los puestos de trabajo o la satisfacción de los créditos, el deudor o la administración concursal, oídos los representantes de los trabajadores, presentarán un informe al juez, con propuesta de resolución, para que este resuelva de acuerdo con el artículo que regula la regla de la preferencia establecida en el libro primero.    2. También podrá presentarse una oferta de adquisición de empresa o de unidad productiva con la solicitud de procedimiento especial de liquidación de acuerdo con las reglas de los artículos 224 bis a 224 quater.NOTA: Redacción dada por Ley 16/2022, de 5 de septiembre.Redacción Anterior- Redacción del artículo 710 anterior a Ley 16/2022 de 5 de septiembre.

Artículo 710 de la Ley Concursal ~ Transmisión de la empresa o de sus unidades productivas.

¿Qué nos indica el Artículo 710?

El Artículo 710 establece las reglas para la transmisión de una empresa o de sus unidades productivas en el contexto de un proceso concursal. Esta transmisión puede ser realizada mediante venta directa o subasta, y se deben seguir ciertas condiciones y principios, como la concurrencia y la transparencia. También se establece que en caso de recibir varias ofertas diferentes, se deberá presentar un informe al juez para que este resuelva de acuerdo con la regla de preferencia establecida en el libro primero de la ley.

El Artículo 710: explicación sencilla

El Artículo 710 establece las reglas que se deben seguir para llevar a cabo la transmisión de una empresa o de sus unidades productivas en el marco de un proceso concursal. Esto significa que, en situaciones en las que la empresa está en dificultades económicas y sometida a un procedimiento concursal, se pueden vender dicha empresa o sus partes productivas a terceros.

El artículo establece que esta transmisión se podrá realizar mediante venta directa o subasta, y especifica las condiciones y principios que se deben cumplir en ambos casos. En primer lugar, se establece que la venta directa se llevará a cabo en favor del tercero que ofrezca como mínimo un quince por ciento más del valor acordado y mantenga el resto de condiciones. Esto implica que, si se recibe una oferta que cumple con estas condiciones mínimas, se podrá llevar a cabo la venta directamente.

En segundo lugar, se establece que la venta directa debe realizarse de acuerdo con los principios de concurrencia y transparencia. Esto significa que se deben notificar las condiciones generales y el precio acordado a los acreedores y publicar esta información en el Registro público concursal. De esta manera, se permite que los interesados conozcan las condiciones de la venta y puedan participar en igualdad de condiciones.

En caso de que no sea posible realizar la venta directa, el artículo establece que la transmisión se realizará mediante subasta. En este caso, se establece que el precio de adjudicación de la subasta no podrá ser inferior al valor de los bienes y derechos del deudor incluidos en el inventario. Esto garantiza que la transmisión se realice por un precio justo y adecuado a la situación de la empresa.

Por último, el artículo establece que, en caso de recibir varias ofertas con diferencias objetivas en términos de garantía de continuidad de la empresa, mantenimiento de puestos de trabajo o satisfacción de los créditos, se deberá presentar un informe al juez para que este resuelva de acuerdo con la regla de preferencia establecida en el libro primero de la ley. Esto implica que el juez deberá evaluar las diferentes ofertas y tomar una decisión basada en la preservación de la empresa y el interés general.

Dicho en pocas líneas, el Artículo 710 establece las reglas para la transmisión de una empresa o de sus unidades productivas en un proceso concursal. Estas reglas garantizan que la transmisión se realice de manera justa y transparente, permitiendo la participación de los interesados y preservando el interés general.

Ejemplos de aplicación del artículo 710 de la Ley Concursal

  • Ejemplo 1: Una empresa se encuentra en proceso de concurso de acreedores y se decide transmitir sus unidades productivas a un tercero. La transmisión se llevará a cabo por venta directa, donde el tercero deberá ofrecer al menos un quince por ciento más del valor acordado y mantener todas las condiciones acordadas.
  • Ejemplo 2: Si no es posible realizar la venta directa, la transmisión se realizará por subasta. En este caso, el precio de adjudicación de la subasta no podrá ser inferior al valor de los bienes y derechos del deudor incluidos en el inventario.
  • Ejemplo 3: En el caso de recibir múltiples ofertas que difieren en la forma de garantizar la continuidad de la empresa, el mantenimiento de los puestos de trabajo o la satisfacción de los créditos, el deudor o la administración concursal presentarán un informe al juez para que este resuelva de acuerdo con las reglas de preferencia establecidas en la ley.
  • Ejemplo 4: Una empresa presenta una oferta de adquisición de una unidad productiva junto con la solicitud de procedimiento especial de liquidación. En este caso, se aplicarán las reglas establecidas en los artículos correspondientes de la Ley Concursal.
  • Ejemplo 5: En el proceso de transmisión de la empresa, se notificarán a los acreedores las condiciones generales y el precio fijado de acuerdo con la valoración. Estos datos también se publicarán en el Registro público concursal para garantizar la transparencia en el proceso de venta.

Recuerda que el artículo 710 de la Ley Concursal establece las reglas y procedimientos especiales para la transmisión de empresas y unidades productivas en situaciones de concurso de acreedores. Es importante contar con asesoramiento legal especializado en estos casos para garantizar que se cumplan todos los requisitos y procedimientos establecidos por la ley.

¿Cuál es la finalidad del Artículo 710 de la Ley Concursal?

El Artículo 710 de la Ley Concursal establece las reglas específicas para la transmisión de una empresa o de sus unidades productivas en el marco de un procedimiento concursal. La principal finalidad de este artículo es garantizar que la transmisión se realice de manera justa y transparente, protegiendo los intereses de los acreedores, trabajadores y demás partes involucradas.

En primer lugar, se establece que la transmisión se llevará a cabo por venta directa, priorizando la oferta del tercero que ofrezca al menos un quince por ciento más del valor acordado. Esto busca asegurar que se obtenga el mejor precio posible por los activos de la empresa en dificultades económicas.

Además, se establece que en caso de no ser posible la venta directa, la transmisión se realizará por subasta, asegurando que se obtenga el mejor precio de mercado por los activos. Asimismo, se establecen criterios para resolver situaciones en las que existan ofertas divergentes en cuanto a la continuidad de la empresa, el mantenimiento de los puestos de trabajo y la satisfacción de los créditos.

En conclusión, el Artículo 710 de la Ley Concursal tiene como finalidad garantizar un proceso transparente y equitativo en la transmisión de empresas en situación de insolvencia, protegiendo los intereses de todas las partes involucradas y asegurando la mejor recuperación posible para los acreedores.